Blogia
Silence Is Sexy

Extrañar

La peor cosa que puedes sentir, es extrañar a alguien. Extrañar con todo tu ser.

Cuando Paula nació, sentí que me dividía para hacer de su ser y el mío uno solo. Escencial, porque tuve ocho meses para hacerme a la idea de que siempre va a estar ahí. Supe desde que empezó a respirar, que yo haría todo lo posible para que nada le faltara y que por unos cuantos años, yo me convertiría en su mundo.  Y así empezó nuestra existencia, como en simbiosis.

Cuatro días después de haber nacido ella, yo regresé al hospital con fiebre, dolor y en contra de mi voluntad. Si algo que no me gusta de las personas, es que cuando estás en una situación menos ventajosa, solo pueden mirarte con lástima o con indiferencia... en mi caso, con nostalgia porque, según todo mundo, yo iba a morir. Eso me hicieron creer, eso me hiceron sentir, eso iba a pasar.

Duré una semana entera en una cama de hospital, rodeada de mujeres que entraban y salían, todas ellas con sus respectivos productos. Lejos de toda mi familia, de mis amigos, de mi Paula. Sabía que si toda esa gente no estaba conmigo era porque entre todos estaban cuidando de ella pero, yo no estaba ahí. Yo no estuve ahí. ¿Y saben qué?, todavía me duele. Toda mi vida había sido completamente alborotada para recibir al único ser que me importa, y justo cuando empiezo a trazarme la vida con ese ser, resulta que me lo quitan, resulta que me alejan de ella.

Extrañaba con toda mi piel a esa cosa tan pequeñita que olía a flores. Me dolía dentro del corazón, me lastimaba el aire al querer respirar, supe lo que era el alma porque la sentía arder.

Eso es extrañar, querer estar en otro lugar del planeta, donde sea, pero querer estar contigo, solo contigo y con nadie más.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

M -

Es extraño extrañar a alguien, ¿no crees?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres