Blogia
Silence Is Sexy

Vanidad

Vanidad

Nunca he sido "femenina", no por nada me dicen niño en la escuela.

Creí por un momento estar convencida de ponermelas... el segundo después de que las tuve me arrepentí.

Duré un promedio de 5 horas enlistando todas aquellas cosas que no puedo hacer con ellas. Esa lista incluye las acciones de: escribir, abrir puertas, lavarme los dientes o el cabello, picarme la nariz, escribir un mensaje de texto en el celular, ponerle los tennis a Ana Paula, pelar un plátano, estimularme, peinarme etc.

Antes de tenerlas, solo escuchaba a muchas chicas decir lo fantásticas, creativas y hermosas que eran. Como queriendo convencer a las inexpertas a intentarlo.

Ahora que las tengo, solo escucho a más chicas decir que molestas que son, y tambén lo dañinas y peligrosas que pueden ser.

A mi pesar ya le había puesto cronometro con cuenta regresiva de aquí a tres semanas... tres semanas luciendo molestamente linda, cuando, en la mañana me doy cuenta que me falta una. Una sola y asquerosa escurridiza me abandonó, dejando a las otras lucir estúpidas, como la boca de un niño mudando de dientes. Hace horas que no tengo la que falta... y ya extraño todas esas incomodidades.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres