Blogia
Silence Is Sexy

Vigilia

La palabra me da escalosfríos. Me acabo de dar cuenta de que es viernes de vigilia porque escuché a unas señoras criticar a un carnicero por abrir en "día tan sagrado"... aparte porque no salío tampoco la señora de los tacos de cabeza con los que regularmente me alimento una vez por semana.

Vigilia. Nunca me gustaron los viernes de vigilia. Cuando estaba en el colegio de monjas, todos éstos viernes nos hacían tirar a la basura todo aquél alimento que contuviera carne. Aún cuando fuera salchicha económica constituida por albuminas y grasa, merecía estar más en el bote de la basura que en nuestros santos estómagos en pleno desarrollo, porque si no... te ibas al infierno. Le debo mucho a esas monjas, de verdad. SIn ellas nunca hubiera desarrollado un segundo lenguaje como él sarcasmo. Benditas ellas y sus copones de 14 kilates donados por la sociedad de padres de familia.

Vigilia. Día de fiesta para la economía piscícola. De descubrimiento para el católico desprevenido. De rutina para el pobre y de asueto para el carnicero.

Nunca me han gustado los días cómo éste, sobre todo por ser viernes. Las tortas del mago cierran, las Dominos tienen éstas asquerosas combinaciones de calamar y atún, los sushis están a reventar y si alguien te ve dándole mordida a cualquier alimento que antes fue animal de granja se enojan, cuchichean y se ván para que no se les antoje.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Oscar -

no tenia ni idea de que era viernes de vigilia y hasta comi carne...

Por este lado del pais ya nadie recuerda esas cosas... las carnicerias abren, las takerias y todo sitio en donde se venda carne, de hecho no se si de verdad alguien siga esas ondas... seguramente habra alguien que si, pero seria muy raro encontrar a esa persona.

que estes bien
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres